Tour 2015: Un recorrido polémico

Hace apenas un mes que se presentaba en París el recorrido de la próxima edición del Tour de Francia. Sabido era que la ronda gala partiría de la ciudad holandesa de Utrecht y que, siguiendo la lógica alternancia, los Pirineos se ascenderían antes que los Alpes. ASO, la sociedad organizadora del Tour de Francia, nos tiene acostumbrados a recorridos poco dados a la sorpresa. Un esquema tradicional y repetido, año tras año, introduciéndose alguna ligera novedad, como contrarrelojes por equipos, cronoescaladas, llegadas inéditas o etapas de pavé, como en los dos últimos años. Una tónica conservadora y ajena a la variación de formatos.

Recorrido del Tour de Francia 2015

Recorrido del Tour de Francia 2015

Pero parece que algo está cambiando en el Tour. Las audiencias, los sponsors o tal vez la propia evolución del ciclismo, han llevado a ASO a diseñar un recorrido distinto, algo transgresor,  para 2015, que no ha dejado indiferente a nadie. Lo primero que llama la atención es la reducción de los kilómetros contrarreloj a los 13,700 de la primera jornada. Algo insólito y cuanto menos sorprendente. Bien es conocida la falta de atractivo de estas etapas para las audiencias de televisión a pesar de tratarse de jornadas decisivas para la clasificación de la carrera. Ciclistas, como Crhis Fromme, a los que les beneficia esta especialidad mostraron su descontento y amagaron con no estar en la línea de salida de Utrecht, aunque finalmente, de entrada, estarán todos los gallos del corral, algo que en 2014 no se logró. No obstante, hay que añadir otros 28 kms. contra el crono, que se disputarán por equipos, en la 9ª jornada, antecediendo al bloque pirenaico, previa jornada de descanso.

En segundo lugar, parece que se instaura una etapa de pavé, pues éste será el tercer año consecutivo que se incluye. Esta vez siete tramos que suman los mismos kilómetros que contra el crono; será la 4ª etapa, la que une las localidades de Seraing (en la que hace 20 años, tras la primera crono larga, Miguel Induráin se enfundó el primer maillot amarillo de aquella edición, en la que lograría su quinta victoria consecutiva en el Tour) y Cambrai.

Como tercera novedad, se han incluido finales en alto, más allá de las etapas pirenaicas y alpinas. En la 3ª etapa, con llegada en el Muro de Huy, 1,3 kms. al 9,6%, que seguro que Alejandro Valverde y Purito ya tienen marcada en el calendario. En la 8ª etapa les aguarda el Muro de Bretagne y en la 13ª el alto de Mende (otro guiño al Tour de 1995) con dos kilómetros, antes del último, con rampas de entre el 10 y el 11%.

En Pirineos, tres llegadas en alto (La Pierre Saint Martin, Cauterest y Plateau de Beille) con perfiles típicos, pero con una llegada descafeinada a Cauterest y jornadas que no superan, en ningún caso, los 200 kms. En la etapa con final en Plateau de Beille, se ascenderá el Aspet, que servirá para homenajear al fallecido Fabio Casartelli en la edición de 1995.

Las cuatro jornadas alpinas contarán con tres llegadas en alto, en las cimas de Pra-Loup, La Toussuire y Alpe-D´Huez. Etapas cortas que, entre las tres,  cuentan con una distancia media de 136 kms. por jornada. Estrategia que ya usó el Tour en 2014 en las etapas de Saint-Lary-Soulan y Hautacam. Etapas cortas para el último bloque montañoso con lo que la organización  quiere que haya espectáculo hasta el final, más cuando, en 2015, el mítico Alpe-D´Huez será protagonista en la penúltima jornada, otro aliciente más para una etapa que puede ser épica.

En resumidas cuentas: nueve llegadas en alto, siete etapas de alta montaña, una de pavé, sólo 13 kms. de lucha contra el crono individual y todas las figuras del panorama ciclista internacional luchando por la victoria, son los principales ingredientes para un Tour que se adelanta más que apasionante. Un coctel que a muchos les gusta y a otros no tanto. Las críticas por el carácter conservador en el diseño de los recorridos del Tour, se han tornado en cuestionar las innovaciones introducidas en el recorrido de 2015. Hay tantos defensores como detractores. Lo que nadie puede discutir es que el espectáculo está asegurado.

AUTOR: David Sánchez Sáez (@Sanchez_Saez)
Anuncios

Publicado el 17 noviembre, 2014 en ANÁLISIS, OPINIÓN y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: